ALOPECIA UNIVERSAL

¿Alguna vez has visto a una persona totalmente desprovista de vello y cabello? Es el caso de quien sufre alopecia universal, una afección extraña pero que cada vez se ve más. Esta resulta una enfermedad dura debido a que su tratamiento es mínimamente exitoso y a que, como decimos, la ausencia de pelo es total.

¿Qué es la alopecia universal?

Esta es un tipo de calvicie autoinmune, esto es, nuestro sistema inmunitario ataca nuestras células, en este caso, atentando, con anticuerpos, contra algunas de las que se encuentran en los folículos pilosos.

Esta es, de hecho, una variante de la alopecia areata, pero siendo su afectación mucho más evidente.

¿Quieres recuperar tu pelo? ¡Tenemos la solución perfecta para ti!

Síntomas alopecia universal

Esta se diferencia muy claramente, en un estado ya avanzado, pues supone la pérdida total del cabello, no a zonas, y, además, la del resto del pelo de nuestro cuerpo (cejas, brazos, barba…). Ello se debe no a un problema del cabello o de llegaba de nutrientes sino a un estado de hibernación del folículo. Hay que destacar que la probabilidad de reaparición del cabello es mínima.

En el hombre se da primeramente en las zonas lateral y frontal y después en la coronilla. La mujer empieza a perder densidad de la melena de manera difusa, en todas partes por igual.

Causas alopecia universal

No se conoce la causa de esta patología. Se cree que puede ser hereditaria, si bien, la alopecia universal no se presenta, en las familias de los afectados, en un alto porcentaje. Sí se dan, de hecho, cuadros de otras enfermedades autoinmunes.

Ello hace que se consideren otras opciones, como los graves episodios de estrés, como causas de este tipo de calvicie, si bien, todavía no se ha podido concluir ni si la provoca o si no, aunque sí sabemos que, como ocurre en otros tipos de alopecia, este sí es un favor agravante.

Tratamiento alopecia universal; ¿se puede curar?

Desgraciadamente, la alopecia universal no se cura y es muy difícil de revertir. Es cierto que, aunque afectados, los folículos siguen vivos debajo de nuestro cuero cabelludo por lo que existe la posibilidad de volver a ver crecer cabellos, aunque, como hemos dicho, es altamente improbable.

Los tratamientos a los que se recurre más a menudo para tratar de conseguirlo son la terapia con luz UV o ultravioleta, las inyecciones de esteroides y los corticosteroides aplicados tópicamente.

Se está probando el tratamiento con citrato de tofacitinib, un fármaco utilizado para ayudar a mejorar la sintomatología de la artritis reumatoide que, tomado durante largos períodos de tiempo, ha conseguido resultados exitosos y que se conoce que también revierte la alopecia areata.

Así, en caso de no obtener resultados, la única solución pasa por ponerse pelucas de cabello natural y micropigmentarse zonas pequeñas como las cejas.

¿Quieres saber más?

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso
5/5 (2 Reviews)
× ¿Tienes alguna duda?