ALOPECIA SEBORREICA

Una de las múltiples maneras en las que se puede sufrir caída de cabello es la alopecia seborreica que, como bien podrás intuir por su propio nombre, está relacionada con la grasa de la piel de nuestro cuero cabelludo.

¿Qué es la alopecia seborreica?

La alopecia seborreica es un síntoma de una enfermedad de la piel, la dermatitis seborreica. Resulta, por tanto, la caída de pelo producida a raíz de padecer este problema. Es común, crónica y no contagiosa.

La vemos más comúnmente en hombres y tampoco es extraño que la padezcan niños recién nacidos, formándoseles la conocida costra láctea.

¿Quieres recuperar tu pelo? ¡Tenemos la solución perfecta para ti!

Síntomas alopecia seborreica

El síntoma claro de este tipo de calvicie es la pérdida de cabello justo en las zonas que se ven afectadas por ese exceso de sebo en la piel, que serían pálulas y heridas.

También se van a dar rojez y picor en el cuero cabelludo, un evidente aumento de grasa en la raíz del cabello y descamación.

Causas alopecia seborreica

Ya hemos visto que esta enfermedad de la piel se da como consecuencia de estar afectado por dermatitis seborreica (seborrea). La calvicie, en este caso, viene dada por la descamación de la piel, que puede derivar en encostramiento si nos rascamos o si nuestra higiene resulta inadecuada, así como por la aparición de pápulas, pequeñas erupciones en las que se pierde el pelo.

A su vez, la seborrea se da, en teoría, por una reacción alérgica a un hongo aderezada con un sistema inmune débil y otros factores temporales o crónicos como cambios hormonales, escasez de nutrientes, exposición a frío/calor, uso de cosmética con alcohol…

Tratamiento alopecia seborreica; ¿se puede curar?

El tratamiento de este tipo de calvicie pasa, inevitablemente, por curar la dermatitis que se sufre, sino, nada se podrá hacer. Para ello, será necesario un diagnóstico médico especializado y la correspondiente expedición de recetas de fármacos inhibidores así como otros de tipo antiinflamatorio y antifúngicos.

Mientras tanto, y para evitar que vuelva a darse este problema (que suele reaparecer), habrá que mantener algunas pautas como son:

  • Usar cepillos de cerdas finas.
  • No tocarse el cabello.
  • Tampoco rascarse ni quitarse las escamas o costras.
  • No aplicar tratamientos agresivos en el cabello ni en el cuero cabelludo (tintes, decoloraciones, permanentes, brushing…).
  • Lavar el cabello tan a menudo como considere el especialista, no importa si no encuentras demasiado sucio.
  • Reducir el consumo de alimentos ricos en azúcares y grasas.
  • Diversificar en nuestra dieta, tomando todo tipo de nutrientes y escogiendo los de más alta calidad.
  • Estimula la circulación de la zona masajeándote suavemente.
  • Utiliza champús y otros productos de higiene y cuidado capilar que incluyan alquitrán de hulla, zinc o sulfuro de selenio.
  • Reduce la exposición solar del cuero cabelludo en las horas centrales del día durante los meses cálidos.
  • Puedes utilizar todo tipo de tratamientos para frenar la caída del cabello pero recuerda que mientras no pongas solución al problema que causa la calvicie, esta no desaparecerá.

¿Quieres saber más?

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso
5/5 (2 Reviews)
× ¿Tienes alguna duda?