HIRSUTISMO

¿Tienes vello anormal, demasiado oscuro y duro y/o en zonas que no corresponden? Es posible que padezcas hirsutismo, una afección que, aunque no lo parezca, se relaciona con la calvicie.

¿Qué es el hirsutismo?

Como decimos, el hirsutismo es una afección que se da en mujeres solamente. Se trata del crecimiento de vello en zonas típicamente masculinas: barba, bigote, patillas, pecho e incluso espalda. Este, además, es grueso, duro y oscuro, siguiendo, de hecho, un patrón masculino.

¿Quieres recuperar tu pelo? ¡Tenemos la solución perfecta para ti!

Síntomas del hirsutismo

Lo primero que vas a descubrir es el crecimiento de ese crecimiento de vello totalmente anormal dado en el rostro, la espalda y el pecho. Por lo general es oscuro aunque, evidentemente, tanto la cantidad como el color y el grosor se determinan genéticamente, de manera que es posible desarrollar vello más claro o fino.

Además, cuando se cuenta con un nivel de andrógenos muy alto, se dará el cuadro sintomático que corresponde a la virilización, y que incluye calvicie (androgénica o androgenética), acné, voz más grave, reducción del tamaño de los senos, aumentos del tamaño del clítoris así como de la masa muscular.

Causas hirsutismo

El hirsutismo se da porque, en la pubertad, la niña produce en sus ovarios hormonas femeninas y también masculinas. La combinación es perfectamente equilibrada pero, si no se da el caso y existen demasiadas de tipo masculino (andrógenos) aparece la afección.

Después tenemos algunos casos en los que se da este problema como son los síndromes de ovario poliquístico y de Cushing, la tumoración, la hiperplasia suprarrenal congénita y la ingesta de algunos medicamentos como la fluoxetina, los esteriodes anabólicos, el minoxidil, la fenitoína, la ciclosporina, la testosterona o los corticoesteroides.

Por otro lado, debemos destacar que también se dan casos en los que el hirsutismo se da sin causas que, de momento, podamos identificar. Las mujeres más propensas a ello son las de Asia del Sur, las de Oriente Medio, y las de ascendencia mediterránea.

Factores de riesgo que desencadenan o favorecen la patología son los antecedentes familiares de cualquiera de las causas que la provocan y la obesidad.

Tratamiento hirsutismo; ¿se puede curar?

El tratamiento del hirsutismo incluye la ingesta de medicamentos que pueden ser anticonceptivos de ingesta oral, antiandrógenos como la espironolactona, y cremas tópicas de aplicación en el rostro para retrasar el crecimiento del pelo.

Puedes optar tanto por la electrólisis como por la terapia láser para deshacerte del vello de manera permanente, aunque estos no sirven para evitar que crezca vello nuevo. En ambos casos, lo que se hace es dañar el folículo piloso.

Por supuesto, de existir, se trabaja también, a nivel psicológico, sobre el trastorno oculto.

Además, siempre se aconseja la depilación, ya sea con pinzas, con cera o con químicos, o bien el blanqueamiento del vello. Por supuesto, estas son sólo soluciones estéticas para ocultarlo, pero nada tienen que ver con el tratamiento de la afección.

¿Quieres saber más?

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso
× ¿Tienes alguna duda?