Implante capilar directo (DHI) en Turquía

Un nuevo concepto ha llegado al mercado y parece que va, poco a poco, tomándose como opción óptima para aquellas personas con problemas capilares. El trasplante de pelo en Turquía mediante DHI (Direct Hair Implantation) es una técnica segura y cuyo porcentaje de éxito está en un nivel bastante alto. Pero, ¿qué sabemos acerca de este método? En estas líneas vamos a explicaros todo lo relativo a esta técnica que tan buenos resultados nos está ofreciendo a pesar de ser relativamente nueva.

Método DHI en Turquia

Dentro de las técnicas médicas utilizadas en injertos capilares podemos encontrar diferentes métodos muy conocidos como las técnicas FUE y FUSS, pero también encontramos la más moderna y avanzada, el método DHI, Direct Hair Implantation, o también conocido como método de implante capilar directo. Esta técnica es un tipo de injerto capilar que consiste en la extracción e inserción de los folículos pilosos en dos únicos pasos, sin necesidad de preparar la zona receptora con incisiones.

 

Implante capilar directo

Conoce toda la información acerca de la técnica de trasplante de pelo más segura y cuyo porcentaje de éxito es el más elevado del resto de métodos de injerto capilar en Turquía. Esta técnica sólo la pueden realizar médicos especializados cuyo nivel profesional es considerablemente superior al resto de profesionales.

Ventajas de la técnica DHI

  • Se reduce notablemente el tiempo en el que los injertos capilares permanecen fuera del cuero cabelludo.
  • Se fortalece y asegura la implantación de los injertos capilares.
  • Aumenta la posibilidad de supervivencia de los folículos implantados.
  • No requiere anestesia, solo es necesario una sedación, por lo que el paciente es más consciente de la situación.  
  • Invisibilidad de las incisiones, no existen como tal.
  • Se consigue una rápida recuperación en la fase posterior a la operación, lo cual permite al paciente volver a su rutina diaria en el menor tiempo posible.

¿Quién puede hacerse la técnica DHI?

La técnica DHI (Direct Hair Implant) es posible solo en los siguientes casos:

  • Buena circulación sanguínea.
  • Sesiones de injerto no superiores a 2.000 folículos.
  • Dicha técnica permite no rasurar al paciente.

Envíanos tus fotos por WhatsApp, para una valoración gratuita

¿Todo el mundo puede someterse al método DHI?

En base a varios estudios realizados, se llegó a la conclusión de que las personas con pelo liso y fino son más propensas a aceptar el tratamiento de manera positiva, de ahí que los candidatos más exitosos son aquellas personas que proceden de Asia, puesto que su tipo de cabello es el idóneo para el tratamiento.

Por contra, aquellas personas cuyo cabello es rizado o más grueso pueden tener un porcentaje más alto de complicaciones para realizar los injertos.

Pero esto es solo debido al tamaño de las agujas, porque también es cierto que el pelo más rizado o grueso tiene menos tendencia a romperse al colocarlo en el implanter y aun así tiene un mayor porcentaje de fracaso.

¿Cómo se realiza el método DHI?

1. En primer lugar, se inserta el folículo en el extremo del implantador con mucho cuidado.
2. Después se coloca dentro de la aguja hueca muy despacio para evitar que el folículo se rompa.
3. Se introduce en el cuero cabelludo con una angulación de entre 40-45 grados.
4. Mientras se abran nuevos emplazamientos, se implanta el injerto presionando hacia la zona inferior.

Se utilizan entre 15 y 16 agujas y entre 2 y 6 dispositivos implantadores o implanters. Además, este aparato tiene un amplio abanico de tamaños de aguja para adaptarse a los folículos y que su manipulación sea la más adecuada.

Antes de la intervención

La preintervención del injerto de pelo mediante la técnica DHI no tiene nada de especial si se compara con la de cualquier otro método. 

Deberás dar al especialista todo tipo de información relacionada con tus antecedentes tanto en la caída de cabello como en relación a las enfermedades y problemas que hayas padecido, alergias, predisposición genética y antecedentes familiares, toma de medicamentos, etc.

Tendrás que dejar de tomar alcohol, gas y cafeína y de fumar unos cuantos días antes de ser intervenido y tampoco podrás tomar vitaminas. Por supuesto, si te estás medicando, habrá que revisar tu tratamiento y tratar de hacerlo compatible con el proceso que está por venir.

Después de la intervención

Con la técnica DHI vas a disfrutar de una cicatrización muy rápida y, si todo va bien, muy sencilla, ligera y que termina por ser invisible. Además, puedes volver a la rutina en muy poco tiempo, pues las heridas que tienes, por decirlo así, son mucho menores que eligiendo otra técnica de injerto capilar.

Aun así, por supuesto, será necesario seguir las típicas pautas que incluyen ser delicado en el lavado, esperar a hacer el primer corte, no hacer deporte los primeros días, dormir erguido, no estirarte del cabello y demás consejos lógicos.

× ¿Tienes alguna duda?