ALOPECIA CICATRICIAL

Si has escuchado hablar de la alopecia cicatricial como un posible diagnóstico para tu caso, me temo que no son buenas noticias.

La pérdida de pelo se puede dar por muchos motivos, que son los que hacen que podamos clasificar la patología. Sin embargo, además de estos, damos con otra tipología: cicatricial o no cicatricial, que hace referencia, a como indica el propio nombre, a si los folículos han cicatrizado.

¿Qué es la alopecia cicatricial?

La alocepia cicatricial o cicatrizal es aquella que viene acompañada de tejido fibroso cicatricial, de ahí su nombre, en los lugares donde antes había folículos, que han pasado a quedar atrofiados.

Esto supone, como es evidente, que la cicatricación no permita el crecimiento del cabello, ocurriendo de manera similar a como sería si tuviésemos una cicatriz, por ejemplo, en el antebrazo.

Esta se clasifica en función de los motivos de aparición, pudiendo dar con alopecia cicatricial primaria y secundaria, y siendo la primera la que se da por lesiones que aparecen cuando el cuero cabelludo enferma y la segunda debido a problemas.

¿Quieres recuperar tu pelo? ¡Tenemos la solución perfecta para ti!

Síntomas alopecia cicatricial

Se produce una inflamación subcutánea invisible para quien la padece. Esto hace que no se presenten síntomas más allá de la pérdida del cabello, que es gradual, lo cual supone que sea una patología que pasa inadvertida más que el resto de tipos.

No en vano, se han reportado también casos en los que los pacientes sufren algo de picor, dolor y ardor y el cabello se ha caído más rápidamente.

Causas alopecia cicatricial; ¿por qué se produce?

La causa directa para que el cabello caiga y deje de crecer es la inflamación que sufre el folículo piloso en su parte superior hasta llegar a su atrofiamiento. Sin embargo, resulta evidente que esto no se produce sin más sino que existen diversas causas que así lo propician.

Como hemos indicado, damos con una patología de carácter primario, que se corresponde a factores genéticos y alteraciones que se dan en el desarrollo del folículo o sus partes, una alopecia adquirida, por dermatosis autoinmune e incluso por motivos desconocidos.

La secundaria, por su parte, se da por la existencia de otros problemas primarios como hayan podido ser infecciones, quemaduras, traumatismos, etc.

En definitiva, las causas de la alopecia cicatricial son muy diversas pues, a fin de cuentas, lo que esta significa es que el folículo se ha atrofiado y en su lugar ha crecido tejido, lo que supone que no haya una limitación en cuanto a motivos para que ello ocurra.

Tratamiento alopecia cicatricial

Desgraciadamente, no existe tratamiento farmacológico para esta patología pues, como hemos explicado, se ha hecho imposible el crecimiento del cabello debido a que los folículos han quedado totalmente atrofiados y, de hecho, tapados por nuevo tejido sin capacidad para que de él crezca pelo.

La solución única, en este caso, pasa por hacerse un implante capilar utilizando folículos pilosos que se encuentren en buen estado y que contengan cabellos con una calidad hormonal que aseguren que no se van a caer, algo que cualquier experto en poner pelo estudia de manera previa a esta intervención.

¿Quieres saber más?

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso
× ¿Tienes alguna duda?