HIPERTROIDISMO

El hipertiroidismo es una afectación que puede ser temporal o mantenerse en el tiempo dependiendo de su causa y de algunos otros aspectos. Aunque no es lo más común, puede ser causa de la pérdida de cabello, de manera que es necesario su diagnóstico antes de proceder a solucionar la calvicie.

¿Qué es el hipertiroidismo?

El hipertiroidismo es una afectación del nivel hormonal del plasma sanguíneo. En este caso, hablamos de una secreción desmedida de hormonas tiroideas tiroxina (T4) y/o triyodotironinas (T3).

Esta puede ser una afectación de carácter primario o secundario. El hipotiroidismo primario se da cuando una enfermedad tiroidea hace que no se produzca TSH. El secundario se debe a todo lo contrario, a la existencia de un exceso de TSH.

Saber que esta se produce también en otros animales, especialmente en gatos de edad avanzada.

¿Quieres recuperar tu pelo? ¡Tenemos la solución perfecta para ti!

Síntomas del hipertiroidismo

Si padecemos hipertiroidismo realmente nos encontramos con un cuadro clínico que engloba todo tipo de patologías y que puede ser muy amplio, de manera que el diagnóstico es esencial por poder confundirse fácilmente los síntomas con los propios de otros muchos problemas de salud.

Así, damos con aumento del apetito, pérdida de peso, vómitos y náuseas comunes,calambre sy dolores de estómago e intestino, debilidad del cabello, calvicie, intolerancia a las altas temperaturas, piel superpigmentada, enrojecida o muy caliente, exceso de sudoración, debilidad muscular, temblor sutil, fatiga, palpitaciones, disnea, hipertensión, taquicardia, nerviosismo, irritabilidad, reducción del umbral del estrés, amenorrea, disminución de la libido, retracción del párpado, insomnio, ansiedad, falta de concentración…

Causas hipertiroidismo

Para el hipotiroidismo primario tenemos como causas la enfermedad de Graves-Basedow (producimos hemoglobinas que hacen que los receptores TSH funcionen mal), el bocio multinodular tóxico (se da una policlonación de las células tiroideas), la tiroiditis (destrucción brusca de la tiroides que hace las HT que están almacenadas en la sangre salgan, además de dificultar o impedir que el tiroides capte yodo), el adenoma tiroide tóxico (un tumor que produce demasiado HT) o el inducido por yodo.

En el caso del hipotiroidismo secundario se da en los casos en los que se sufre tiroxicosis por secreción ectópica de hormonas tiroideas o por ingestión excesiva de estas (ya sea como parte de otro tratamiento o por error en las tomas) y por tumoración trofoblástica.

Tratamiento hipertiroidismo; ¿se puede curar?

Antes de comenzar un tratamiento hay que asegurar el diagnóstico mediante analítica de sangre, buscando conocer el nivel de T4.

Una vez se nos ha diagnosticado correctamente, podremos abordar el problema de tres maneras diferentes. Recurriremos a la cirugía para extirpar la tiroides, ya sea parcial o completamente, buscando equilibrar los valores hormonales en sangre. En lugar de ello, si así lo considera el especialista encargado, se podrá administrar yodo radiactivo vía oral. Los fármacos no solucionan el problema sino que, simplemente, evitan la producción de hormonas mientras se estén tomando, pero el efecto desaparece en cuanto se suspende el tratamiento, por lo que sólo es una solución temporal, siendo adecuados, en este caso, el metimazol, el carbimazol o el propiltiouracilo.

¿Quieres saber más?

Ponte en contacto con nosotros y te asesoraremos sin compromiso
× ¿Tienes alguna duda?